UNA COSTUMBRE ANACRÓNICA Y ASESINA.

Los duelos fueron históricamente una forma de dirimir conflictos individuales por ofensas mediante la habilidad y/o  la fuerza.

No resolvían nada, ni daban la razón a uno o a otro, sino que el más hábil o el más fuerte hería o daba muerte al otro, o lo vencía.

¡De tal forma se consideraba salvado el honor! ¡Por la fuerza!

Muchos duelos se consumaban con espadas, otros con cuchillos o con sables cortos, y otros con armas de fuego.

Pero aparte de la muerte o de las heridas producidas a alguien por el duelo, algunos produjeron daños  a toda la humanidad.

En particular, un duelo en el que resultó muerto un joven matemático EVARISTO GALOIS.

Se trataba de un muchacho que había descubierto la teoría de los grupos, una teoría matemática de gran importancia; pero pocos de su época lo sabían.

Fue retado a duelo. Y ante la perspectiva de una muerte casi segura ya que no dominaba perfectamente el uso de las armas, en la noche previa al duelo sus últimas horas las destinó a escribir la teoría de los grupos.

Una hazaña, y un legado para la humanidad.

Con las primeras luces, y  sin dormir,  se presentó en el lugar donde tendría lugar el  duelo  para defender su honor, y fue muerto.

Así fue como con tan tonta costumbre se perdió a una mente  brillante, la de uno de los más geniales descubridores, para sus contemporáneos tan sólo un simple y desconocido mozo poco rápido con el revolver.

——————-&——————–

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: