COMENTARIO SOBRE “NAVEGA ANTES DE LA PUESTA DEL SOL”

M E N S A J E   A   LOS   LECTORES   Y   A   LOS    VISITANTES   QUE  SORPRENDENTEMENTE   CADA  VEZ   SON  MÁS.

IMPORTANTE:

Pese a mis deseos de continuar con la publicación diaria de posts incluyendo los sábados, domingos, y feriados, a uno o dos por vez, como vengo haciéndolo desde el inicio en noviembre del 2008, excepto la interrupción debida a las vacaciones y a motivos de salud, ahora por razones de fuerza mayor entreveo que me resultará imposible continuar publicando en este blog en los próximos días.

Y tal vez luego; aún no lo sé.

_ “¡Debieras saberlo ignorante!  Qué lástima,  si siguieras…Tendría que interrumpir el festejo…”

Por lo que lo estoy informando a los lectores y a los visitantes habituales u ocasionales de Jovialiste´s Blog que aumentan en forma notable conforme con las estadísticas diarias.

_ “¿Sobre lo que no sabes?  ¿Para qué? “

Pues para que no se sorprendan cuando vean que pasa el tiempo y no he vuelto a publicar.

_ “¡Qué suerte! ¡Por fin,  se acabó. Ya estaba harto!  ¡Era hora de que finalizaras! “

De todas maneras, ya hay más de 300 posts entre artículos, cuentos, relatos, informaciones, etc, material que puede interesarles leer, leer de nuevo, o simplemente visitar, contemplar, ya que hay ilustraciones en casi todos ellos. ¡Queda bastante material!

_ “¡Eres un opresor inagotable…! ¡Un insufrible…! ¡Estás muerto! ¡Basta!  ¡Hasta en el ataúd  sigues insistiendo…!”

Ello es permanente, en tanto WordPress mantenga el espacio.

_ “¡No creo que por mucho tiempo!”

Los saludo, y les agradezco profundamente las visitas ya realizadas y las que puedan efectuar en el futuro a este blog tan inusitadamente visitado.

_ “¿En el futuro?…   ¡Lo que es yo…! “

Lo mismo, obviamente a WordPress. Un agradecimiento sincero y profundo por todo.

_ “¡Y por tolerarte! ¡Te olvidaste de decirlo!”

Como tuve oportunidad ya de expresarlo, en la actualidad e inmerecidamente cada vez viene más gente.

_  “”El mundo siempre fue el mismo… ¡Siempre hubo, hay, y  habrá más  despistados…!”

Es un premio, el mejor. Que se hayan interesado, y que hayan leído.

Desde noviembre de 2008 en que comenzó el blog, (ni siquiera ha transcurrido un año entero, pues estamos a principios de setiembre de 2009), ya hemos pasado ampliamente la cantidad de 55.000 visitas contadas por WordPress, la propietaria del espacio.

_ “¡55.000 y pico de  equivocados!”

Algo parecido ocurre con otros sitios donde se hallan los 22 libros y las otras publicaciones extensas a los que se puede acceder desde:

http://jovialiste.com.ar

Vuelvo a Jovialiste´s Blog:

Es mucho, puesto que no tiene publicidad en la Tv., ni en la radio, ni en ningún diario.

_ “¡Pues qué te pongas! ¿Qué esperas? ¡Avaro!  “

No tiene auspiciante/s, ni seguidores o incondicionales, ni por otros es propuesto como link, o es promocionado en algún programa.

_ “¡Porque nunca lo buscaste! ¡Sólo, no te va a caer del cielo! ¡Ni por este blog horrible!!”

Muchos días, no obstante, se acercan casi 600 personas a leer.

_ “¿600?   ¡No llegan ni a mil!”

Ya sé que ustedes no fueron ni son mil ni miles; pero para mí fueron y son mucho, porque fueron y son ustedes.

_ “¡Menos mal que lo dices y lo reconoces!”

Gracias.

G. Jovialiste.

_ “¡No hay de qué, realmente!

 

—————

 

SAIL BEFORE SUNSET (NAVEGA ANTES DE LA PUESTA DEL SOL), es un libro escrito en inglés (pues creo que por ahora no está traducido al castellano o español), por EARL R. HINZ (Ed. por David McKay Company, Inc., New York, 1979), que relata un viaje realizado por el océano Pacífico en el magnífico yate Horizon, acompañado o secundado por su esposa Betty y por el hijo de ambos.

 

EARL HINZ - img202

El título de esta obra fue inspirado por la filosofía positiva que surge de la lectura del poema de ALFRED LORD TENNYSON titulado “CROSSING THE BAR”.

“SUNSET AND EVENING STAR

AND ONE CLEAR CALL FOR ME!

AND MAY THE BE NO MOANING OF THE BAR,

WHEN I PUT OUT TO SEA.”

“BUT SUCH A TIDE AS MOVING SEEM ASLEEP,

TOO FULL FOR SOUND AND FOAM,

WHEN THAT WHICH DREW FROM OUT THE BOUNDLEE DEEP

TURMS AGAIN HOME.”

“TWILIGHT AND EVENING BELL,

AND AFTER THAT THE DARK!

AND MAY THE BE NO SADNESS OF FAREWELL,

WHEN I EMBARK:”

“FOR THO¨FROM OUT OUR BOURNE OF TIME AND PLACE

THE FLOOD MAY BEAR ME FAR.

I HOPE TO SEE MY PILOT FACE TO FACE

WHEN I HAVE CREST THE BAR.

Alfred Lord Tennyson.”

Este es un libro que cuenta un viaje en crucero de 17.000 millas por el mar, las visitas realizadas a distintos países y lugares donde atracaron, y las peripecias vividas durante la travesía.

Pero más que nada es un libro que contiene un mensaje importante para las personas mayores que están por jubilarse, o por retirarse.

Que hagan lo que tienen que hacer en esta vida antes que sea tarde, – ahora, ¿qué hora es? – que ya no se pueda hacer por los achaques que muchas veces sobrevienen en la tercera y en la cuarta edad, o porque ya pasó la oportunidad propicia.

“Navega antes que se ponga el sol” no es un mero título, sino todo un símbolo pleno de esperanzas y de vitalidad, no tan sólo de límites.

Un mensaje de una forma inmejorable de vivir lo que nos quede de esta vida.

Para Earl y para Betty, navegar en su yate las aguas del Pacífico, conocer paisajes soñados toda la vida pero jamás vistos, vivir un año pleno de aventura y de nuevos horizontes, en definitiva como dice Earl: Un cambio de estilo de vida, y un desafío con ellos mismos.

Pues es muy distinto vivir todo un año en un yate que navega las aguas del océano de vivir en tierra firme, ya sea en una casa o en un piso de una ciudad cualquiera.

Para otros, “NAVEGAR ANTES DE LA PUESTA DEL SOL”, puede significar realizar algo que durante su vida activa siempre quisieron; pero que nunca pudieron llevar a cabo en razón del trabajo diario.

Tal vez, ayudar a alguien o a alguna entidad de bien público o privado, aprender o estudiar tal o cual cosa, leer aquellos libros que nunca pudimos leer, jugar algún deporte favorito, viajar aunque sea cerca, escuchar música, pintar o dibujar, hacer vida social, verse todas las películas o las obras de teatro, asistir a espectáculos, a eventos, participar en obras de caridad o de solidaridad, etc.

¿Qué conspira contra ello?

Nuestras propias limitaciones, y las que nos impone salvajemente el estado y la sociedad en general de muchos de los países del tercer mundo que tratan al jubilado, al pensionado, al retirado, a la gente mayor en general, con desconsideración absoluta teñida de hipocresía, con indiferencia supina hacia sus necesidades, con mezquindad no brindando lo que legítimamente le corresponde.

De todas maneras, ingéniate, no esperes de los demás nada pues desde la filosofía es sabido que “el hombre es el lobo del hombre”, y:

¡Oye, haz lo que tienes que hacer, ahora, si puedes, claro, no cuando ya te sea difícil, o imposible!

El INDICE del libro se compone de catorce capítulos más un epílogo y siete geniales y útiles apéndices, a cual más interesante que el otro.

Los capitulos, precedidos por una introducción, versan:

1. Un cambio de estilo de vida.
2. A lo largo de la costa de México.
3. El primer pasaje largo.
4. La magia de las islas Marquesas.
5. Sofisticada Tahití.
6. Tragedia en Moorea.
7. El esplendor de la isla Bora Bora.
8. A la búsqueda de las islas Navegantes.
9. En las islas amistosas.
10.Interludio en la tierra Kiwi.
11.Raivavae.
12.Navegando la ruta de la migración Polinésica.
13.Polinesia, U.S.A.
14.El tramo de vuelta hasta casa

Al comienzo de este viaje, tanto Earl como Betty eran personas mayores. Adultos; pero ni muy grandes, ni muy chicos.

Ambos eran ciudadanos Norteamericanos. Vivían en San Diego sobre la costa del Pacífico, y como a muchos, les agradaba navegar los fines de semana o cuando les era posible.

Earl, de cincuenta y dos de años de edad, estaba por obtener su retiro de la vida activa como ingeniero de una firma comercial.

Betty, ex ama de casa, todavía trabajaba como nurse.

Adquirieron el 13 de mayo de 1972 un yate de fiberglass, durable, de bajo mantenimiento, con heladera; ello requirió un esfuerzo: Elegir lo apropiado.

Y lo bautizaron Horizon (Horizonte), un nombre adecuado  para quien va a ir en pos de ellos.

Primero, navegaron un poco distancias cortas en los fines de semana, y en la práctica tomaron conocimiento del comportamiento de la embarcación y de su gobierno correcto.

Consiguieron un timonel jovende nacionalidad Sueca que los ayudara con el barco y que deseara viajar por el Pacífico.

Una vez aprovisionados de todo lo necesario y algo más, de víveres en cantidad y calidad, y de material náutico y no náutico partieron del puerto del Yacht club local, es decir de San Diego.

Su sitio en el mundo habitual, un nicho social y económicamente desarrollado en el que se habían movido durante sus vidas.

Dejaron a su hijo para que finalizara el colegio, y recien luego se les agregara.

Contorneando la costa de la llamada Baja California, llegaron a aguas Mexicanas. En esa región la costa es rocosa, inhóspita.

Pararon dos noches en la isla San Martín. Visitaron otros lugares como Puerto Magdalena.

Y La Paz, adónde llegaron en un día de festividad religiosa.

Estuvieron en Mazatlan. La ciudad, allí, tiene 120.000 personas. No es una ciudad vieja.

En el libro hay duplicados de cartas precisas que muestran algunas de las zonas por las que navegaron con el soberbio Horizon.

No voy a entrara a contar los detalles, porque para ello, conviene leer la obra, y recibir esos datos de primera mano.

No a través mío, un simple comentarista en castellano, que intenta dar un pantallazo de este libro, comentarlo, y efectuar su crítica. Nada más.

Más que nada literaria, pues he sido y soy lector de muchos libros similares de viajes alrededor del mundo, o a lugares específicos.

En tal sentido, una de las primeras observaciones que me permito formular, es que al final de cada capítulo, por ejemplo éste, el autor ha hecho un útil resumen, una síntesis de conclusiones, o de sus impresiones sobre tal o cual sitio. Algo muy positivo, y digno de ser imitado por otros autores.

Facilita grandemente la comprensión de lo leído, y ayuda a darse cuenta qué de todo lo vivido que el autor consideró valioso o importante, o merecedor de un juicio adverso.

De México les gustó el colorido de los lugares destinados a mercados.

Desde allí iniciaron una navegación extensa del océano Pacífico hasta la isla de Nuku Hiva.

Al principio, el avance del yate fue lento en razón de los vientos prevalecientes en esa época del año en esa zona.

De noche observaban dos reglas invariables:

1) Siempre llevar calzado para andar por la cubierta,
2) todo el tiempo usar el arnés de seguridad.

Sabían que si se caían al agua, los demás que estaban durmiendo, recién se iban a enterar a la madrugada, cuando despertaran.

Pocos días después entraron en una zona del mar que es conocida por el nombre de doldrums (pot au noir).

ES una parte donde suele haber calmas interrumpidas por tormentas eléctricas sorpresivas y breves, y donde los barcos a vela suelen avanzar muy poco y lentamente.

O quedar quietos.

Por lo que los que tienen la posibilidad de usar un motor, acuden a sus servicios imprescindibles para escapar de esa región de calmas,  de tormentas,   y llegar a otra donde soplen los vientos perennes alisios.

Este largo pasaje por el Pacífico finalizó cuando se fueron aproximando a la isla ya citada. En esa parte de la Polinesia hay unas 360 islas, excluyendo a Nueva Zelandia.

Recordemos algunas:

Las islas Hawai, que son ocho, las islas Marquesas que son doce, la Tuamotu que son setenta y seis, las de la Sociedad que son catorce, las Australes que son siete, las de Cook que son quince, las de Samoa que son otras quince, las de Tonga que son doscientas, las Tokelau que son tres, las Tuvalu que son ocho, y…

Nueva Zelandia o New Zealand que son dos; pero bastantes extensas.

Navegar por el mar, no es aburrido, sino entretenido.

No obstante, puede producir un sentimiento de hallarse solitario y aislado. Pero a diario, hay salidas y puestas del Sol que son de una belleza sorprendente cada vez, a pesar que a diario se repiten.

Hay placeres simples, como el de poder tomar desnudo una ducha durante un chubasco, y quitarse de esa manera la sal de la piel.

Noches de quietud fantasmal, y otras de movimientos espectrales.

Contemplaciones soberbias de cielos estrellados.

Las cinco principales islas de las doce de las Marquesas tienen tan sólo 5.000 habitantes.

A la llegada de los europeos esta cantidad era superior: 60.000 habitantes.

La razón de la merma, fueron las enfermedades, y tal vez el alcoholismo. Allí hay una mosca, la nau-nau, culpable de parte de la mortalidad.

El gobierno está a cargo de la administración de Francia.

El lugar es de una belleza extraordinaria. He visto fotografías. No en este libro, en otros, que me dejaron con la boca abierta.

Ellos, los Hinz y su tripulación, gustaron de la isla Nuku Hiva, donde estuvieron dos semanas.

Los residentes son muy amistosos con los extranjeros.

En esas islas  la medicina está socializada, y es gratuita.

Luego viajaron hasta Ua Pu, otra isla.

Luego de visitarla, pusieron rumbo a la perla del Pacífico y de las islas de la sociedad, Tahití.

Papeete es su urbe, que a la vez es la ciudad más importante de toda la Polinesia Francesa.

Allí se mezclan varias culturas que conviven no sé como, ni quizás nunca lo sepa.

La de los Tahitianos, la original, que se caracteriza por la belleza del tipo racial, la personalidad de ellos, generosos y amantes de la vida fácil.

La de los Franceses que aportan lo suyo preponderante, su historia, sus costumbres y sus fiestas cívicas, y su idioma.

La de los extranjeros o de los visitantes, que los hay de todos los rincones del mundo. Muchos llegan en yates de propiedad individual o familiar. Otros en cruceros lujosos de ésos que visitan difrentes lugares del orbe.

La de los residentes chinos, gente industriosa y activa, que se suele dedicar al comercio en todas sus variedades.

Hay un sistema de transporte pintoresco que se ha hecho famoso, el truck.

Lo que siempre se pondera de Tahití son sus puestas de sol maravillosas. Deslumbrantes.

Y el Museo Gauguin.

Muy cerca de Tahití, está la isla de Moorea, considerada por muchos viajeros como la isla más hermosa del mundo.

No obstante, cabe aclarar que esta opinión no es compartida por otros.

Hay quienes prefieren otros lugares e islas como Bora-Bora. Por ejemplo, el célebre navegante Alain Gerbault.

Eduardo Rejduch de la Mancha, Rioplatense que viajó durante veinte años en su velero Charrúa como navegante solitario, en cambio me dijo que a él le parecían más bellas algunas islas del reino de Tonga como Manihi antes que allí se ubicara un hotel.

Otro navegante solitario con el que hace unos años me escribí mailes me dijo que no hay como las islas Seychelles, que es un archipiélago del océano Índico.

Otros grandes marinos solitarios, en cambio, piensan en otros lugares, tal el francés Marcel Bardiaux, ya fallecido.

Que en su viaje alrededor del mundo de diez años de duración estuvo en la Argentina en 1949 me parece si mal no recuerdo.

Siempre se reservó prudentemtente el nombre de esos sitios remotos y desconocidos por los promotores y agencias de turismo y por el gran público, para que la gente no fuera a ellos, y no, no se estropearan.

En Moorea, les sucedió una tragedia en julio de 1975:

Invitaron a un amigo de cincuenta años de edad que con ellos estuviera durante unos días de las vacaciones.

En tanto nadaban en las aguas encantadoras de Moorea, el amigo murió nadando en Cook´s Bay. Un paro cardíaco.

Además de la tragedia de ver muerto al amigo querido, para los Hinz implicó una multitud de problemas, entre ellas comunicar la mala nueva a la familia, y la investigación por la muerte.

Además difíciles diligencias administrativas durante diez días.

En otro idioma que no dominaban ante autoridades coloniales francesas. Y trámites diversos para lograr la repatriación de los restos mortales y su envío a la familia.

Un caso similar ocurrió varias semanas antes, por lo que pudo tratarse de uno de un par de sucesos sincrónicos

Ese tipo de hechos parapsicológicos ha sido estudiado por el profesor Carl G. Jung, y después de él, por otros científicos como David Peat.

En Tahití asistieron al tradicional festejo por el “día” de la Bastilla, que en ese sitio es un macrodía que se compone de muchos días feriados y de fiestas públicas.

De Tahití partieron rumbo a Bora-Bora, isla que les impresionó por su belleza y por su magnificencia natural.

En Bora Bora en  los atardeceres las amas de casa acostumbran relajarse y salir de sus casas al porche para tocar la guitarra en tanto la brisa las arrulla con el aire embalsamado por perfumes de las flores de los abundantes cocoteros.

En la playa se oyen las risas alegres de los lugareños y sus saludos melodiosos en lengua polinésica con el clásico bienvenido o en lengua nativa:  Ia-ora-na.

Luego partieron, y llegaron a la Samoa Americana. En ese territorio, luego de seis meses de estar en lugares donde principalmente se hablaba español o francés, como se habla inglés, y como es tierra de los Estados Unidos, se sintieron como en casa.

Más tarde llegaron a las islas del reino de Tonga. Es una monarquía.

Tiene islas altas, e islas bajas. Y como ya dije algunos de los paisajes más atractivos del mundo.

La gente de Tonga  es muy patriota, paciente, educada, y religiosamente apegada a sus creencias y ritos. Es decir, algo dogmática.

Más tarde visitaron Nueva Zelandia o New Zealand, dos grandes islas muy adelantadas.

En ese país el deporte náutico es cultivado por la gente en general.

Muchos son propietarios de botes, de yates, de catamaranes, de trimaranes, de embarcaciones diversas.

Son personas pacíficas, y sinceramente amistosas con el extranjero.

Después visitaron una isla llamada Raivavae. Es poco conocida. Pocos yates a vela van por ese lugar remoto.

Es un lugar quieto, tranquilo, donde vive poca población.

Tuvieron oportunidad de conocer algunos lugares de las Tuamotu.

La cercanía y el acceso a algunas de estas islas es muy peligroso para las embarcaciones por los corales.

Hay pasos estrechos por los que en los momentos adecuados pueden entrar los veleros con motor al lago, laguna, o lagoon interior, que suele ser de una hermosura espectacular.

También, suelen ser lugares aislados del resto del mundo.

Se vive de la pesca, de la copra, del coco,  de la cría de cerdos y de algunas aves de corral.

La vuelta a casa por el Pacífico se realizó con una visita a las islas Hawai, territorio Americano.

Les llamaron la atención las hermosas orquídeas que vieron;  y algunas playas, por su belleza natural.

Y el contraste entre el turista y el natural de las islas. Uno un producto artificial de las sociedades desarrolladas;  el otro, no.

Destaco la utilidad de los muchos apéndices de esta obra.

Empezando por el titulado Anatomía del Horizon, que habla de las bondades y no de la embarcación.

De su arquitectura, de su fortaleza y de su debilidades, de las mejoras que le introdujeron y las que quedaron pendientes, del motor diesel, y de otros muchos elementos de un yate como el Horizon.

El apéndice dedicado al Plan de Mantenimiento también es de gran interés para el navegante que quiera hacer algún viaje corto o largo por esas regiones.

Porque brinda referencias y puntos de vista generales y personales.

Otro apéndice está dedicado a evaluar el Horizon en retrospectiva. Sumamente interesante, y útil. Se trata de juicios críticos, de observaciones, de evaluaciones, etc.

Otro apéndice está dedicado a la navegación, conforme con los elementos modernos para la década del setenta del siglo pasado.

Mucha agua ha pasado bajo el puente, y en esta materia, algo bastante ha cambiado.

Por lo que hay que atenerse al tiempo actual con todos sus innegables adelantos tecnológicos en materia náutica.

Hay un apéndice especial para el cálculo de la ruta conveniente, conforme con la meteorología y con las condiciones de todo tipo que les podían tocar.

Y otro más para el equipamiento necesario para la navegación que ellos realizaron que fue por el océano Pacífico.

Finalmente, está el apéndice para las previsiones sobre las provisiones necesarias para un viaje de esta envergadura conforme con sus necesidades y con sus preferencias en cuanto a alimentos, bebidas, etc. Recuerden que en total eran cuatro personas, incluído el timonel suplente.

Nada que ver con las más que austeras previsiones que Vito Dumas coloca en Los Cuarenta Bramadores.

Estuvo a cargo de Betty Hinz.

—–&————-

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Etiquetas:

You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

3 comentarios en “COMENTARIO SOBRE “NAVEGA ANTES DE LA PUESTA DEL SOL””

  1. ANA Says:

    Jovialiste:he leído tu comentario en Varsavsky.A mi hace ratos me sacó por supuesta TROLL
    Es que estoy cansada con esta gente.La estám apoyando a Cristina para que comprometa al país contra IRAN.
    A su vez cada vez que viene CHAVEZ a la ARGENTINA los “pone como negro” para que veamos que estàn todos de acuerdo (lo pondera al padre y al tìo de Varsavsky).
    Son todos la misma mala palabra.
    El problema es que las consecuencias de estos metàlicos van a caer sobre mis hijos que llevan apellido judio.
    Te imaginas con el INDIO EVO que tiene canal abierto para el gobierno de IRAN y esta loca defendiendo la posiciòn israelì CUALQUIER DIA TENEMOS BASEA NORTEMERICANAS EN LA TRIPLE FRONTERA.

  2. ANA Says:

    NUNCA TE VAYAS DE LA BLOGOSFERA ,AHORA SOLO ME GUSTA ENTRAR EN BLOGS DE MUY BUEN GUSTO.
    El tuyo es uno de ellos.

  3. jovialiste Says:

    Muchas gracias por la valoración, y también por los comentarios.
    Carlos Paredes Leví, que llevaba un blog interesante y creativo, lo cerró hace unos tres meses. Pero debe haber sentido que debía hacerlo.
    Este blog, a diferencia de otro que llevé, no es dominio propio, por lo que queda como blog, en tanto WordPress lo permita.
    Lo mismo, pasa con otros blogs que están en espacios de otra empresa.
    Aún no sé si voy a poder continuar escribiendo este tipo de artículos de humor, o posts diarios poco extensos. Llevan mucho tiempo.
    Yo de política no sé nada, menos de política internacional, pues ni siquiera leo los diarios, ya hace como diez años. No tengo interés, no por otra cosa.
    En cuanto a Martín, viene de una familia de intelectuales con una gran formación académica e inteligencia, al padre o al tío, no lo tengo claro todavía cuál era, los conocí cuando fui secretario administrativo del Rectorado de la Uba allá por el 63/64 o 65 pues hablé varias veces.
    De él opino que es un hombre genial, aunque ello no quita que se pueda equivocar como cualquiera, más que ha de estar sumamente ocupado.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: