SUICIDIO HOMICIDIO.

POLICE

Alguien del piso doce de un edificio de diez pisos decide dar fin a sus días inhábiles.

Se suicida arrojándose por una ventana al patio de la planta baja regado con desperdicios tirados en cantidad a diario por los vecinos de los pisos altos que lo han tomado como tacho de basura cómodo.

El disparo del cuerpo no da en el blanco, sino en el balcón del piso 11 donde otra vecina en malla toma el sol.

El suicida saluda, se disculpa, y sigue viaje pendiente abrupta abajo sin escalas ya.

En ese momento, la buena y sufrida señora de planta baja – inoportuna como siempre – resuelve colgar en el tendedero una ropa que acaba de lavar con el jabón de la propaganda de la tele.

_ ¡Con el nuevo jabón me quedaron bárbaras! ¡El día está lindo! ¡Hay solcito! Estas bombachas se me van a secar rápido… ¡Las voy a poner en la soga, con unos ganchos!

Y sin aviso le cae encima el/la suicida, lo que representa unos cuantos kilogramos, tantos como ciento ochenta kilos por lo menos, pues la/el suicida estaba algo excedida/o de peso.

Por supuesto, la mujer no, no muere por el golpe, pues es fornida y está acostumbrada a  la lucha de catch en el barro, sino que a juicio del forense, fallece del susto por verse envuelta en su crimen.

¡Dios mío! Además de un suicidio, la policía que acude al llamado de los vecinos que denuncian lo sucedido, debe hacer frente a un homicidio, que puede ser culposo, o si no lo es, puede ser doloso.

Intringulis para detectives.

Está en el lugar del doble hecho el Fiscal de la causa, el célebre Dr. Konfusión, famoso por haberse esposado y aprehendido a sí mismo en ocasión de un robo reciente en su Fiscalía.

Sucedió un día de la semana pasada en que estaba sólo él, y obviamente no podía haber ningún otro culpable,  a quien como de costumbre poder echarle la culpa.

La policía, que está levantando el papeleo por infracción a la ley penal, aún recuerda aquel antecedente delictuoso.

Y como lo ve sospechoso, para descartarlo o para incriminarlo, lo interroga como corresponde:

Policía_ ¿Cómo es su nombre? Nombre completo, domicilio, y documento.

Dr. Konfusión_ ¡No me confundan! Mi nombre, ya lo conocen, mi domicilio lo mismo, y mi documento ustedes mismos me lo dieron.

Policía _ ¿Tiene usted algo que ver?

Dr. Konfusión_ Ya he visto todo.

Policía_ Le pregunto si fue usted.

Dr. Konfusión_ No señor, no lo creo.

Policía_ ¿En qué se funda?

Dr. Konfusión_ En que soy el Fiscal de la causa.

 ——&————

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

Etiquetas:

You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: