LA FÁBULA EL MONO Y EL PAPAGAYO DE ALFONSO ALLAIS.

ALLAIS 

 

 

ALPHONSE ALLAIS, fue un periodista, pintor, y escritor francés.

(Y sólo él sabría cuántas cosas más dominaría aparte de esas tres profesiones. ¡Probablemente, varias más!).

Nació en Normandía, Francia, en el año 1854, y falleció en el año 1905, supinamente ignoro donde (Creo que no soy la enciclopedia escolar, aunque a veces tenga mis dudas).

Publicó distintas obras, algunas en colaboración, o sea como coautor.

(¡Esto de escribir en grupo, entre dos, tres, cuatro, quinientos, seiscientos, y basta ya que serían demasiados, es muy provechoso, pues las falencias de uno, el otro las compensa, y los aciertos del otro, no siempre uno los estropea, especialmente cuando el otro, se da cuenta a tiempo!)

Fue una figura popular, conocida por el gran público, en el que hay lectores apreciativos de todas las estaturas; y no tan reconocida entre sus competidores, sus probables envidiosos colegas de la vida literaria e intelectual.

Por lo general, los autores humoristas no suelen ser tan valorados como los dramáticos, o como los trágicos.

No, ya sé que no es muy justo que digamos; pero si quieres demandar justicia, dirígete a un tribunal; no a un blogista, y no insistas.

Porque en verdad y en justicia, por lo menos es diez veces más difícil escribir un texto verdaderamente humorístico que uno serio. Aunque ya sé que yo no sé escribir ni uno, ni el otro.

¡Y dicen que cien veces más difícil es escribir un texto que realmente sea cómico!

Tal vez, me he quedado corto. En vez de cien, sea mil, diez mil, cien mil, o… Con seguridad no alcanzaría el tamaño del universo para escribir la cifra astronómica necesaria. ¡Un gran problema cósmico! ¡La parte no entraría en el todo! ¡Dios! ¡Debes crear más universos para que yo pueda escribir esa cantidad fabulosa!

Pero para qué exagerar: A las pruebas me remito.

Hay millones y millones de escritores serios, hay contados escritores humoristas, y hay escasos, muy escasos escritores cómicos.

A estos últimos, hay que contarlos con los dedos de las manos, no sólo porque hay pocos (°°° ¡Debiéramos leer más! Ya me lo decía el profesor de literatura comics), sino porque por lo general no estamos fuerte en matemáticas.

Como muestra del estilo de sus cuentos, que son numerosos, alguno cómico, otros humorísticos, he separado dos trozos, uno de torta que me estoy comiendo, y un trozo del que tituló:

 

LA FÁBULA EL MONO Y EL PAPAGAYO.

 

“HABÍA UN VEZ EN EL MISMO PALACIO UN MONO Y UN PAPAGAYO.

Y, ENTRE AMBOS ANIMALES, SUCEDÍAN LAS ETERNAS DISCUSIONES SOBRE SUS MÉRTIOS PERSONALES.

_ YO – DECÍA EL MONO – HAGO MUECAS COMO EL HOMBRE. GESTICULO COMO EL HOMBRE. MIS PATAS TRASERAS SON PIERNAS Y PIES, LAS DELANTERAS BRAZOS TERMINADOS EN MANOS. A CIERTA DISTANCIA ME TOMARÍAN POR UN HOMBRE, UN HOMBRECITO, PERO UN HOMBRE.

_ YO – DECÍA EL PAPAGAYO – NUNCA TENGO LA BOBA PRETENSIÓN DE HACERME PASAR POR UN HOMBRE, PERO POSEO EL MÁS BELLO GAJE DEL HOMBRE: ¡LA PALABRA! PUEDO DECIR BELLOS VERSOS Y CANTAR MÚSICAS INEFABLES.

_ YO PUEDO HACER PANTOMIMAS – RETRUCABA EL MONO.

_ ¿LA PANTOMIMA? – SE MOFABA EL PAPAGAYO, ENCOGIÉNDOSE DE HOMBROS – LA PANTOMIMA: ARTE INFERIOR, RECURSO SUPREMO PARA ACTORZUELOS AFÓNICOS.

_ ¡ARTE INFERIOR! – INDIGNÁBASE EL MONO – ¿NO HA LEÍDO ENTONCES LA ÚLTIMA CRÓNICA DE MENDÉS SOBRE LA PANTOMIMA?

_ ¡NO! – REPLICABA EL PAPAGAYO CON TONO SECO.

RESUMO: EL MONO ESTABA POR EL GESTO, EL PAPAGAYO POR EL VERBO.

¿CUÁL ERA SUPERIOR Y MÁS PRÓXIMO A LA HUMANIDAD, EL GESTO O EL VERBO? THAT WAS THE QUESTION.

AFORTUNADAMENTE, ESTE ESCÁNDALO FUE EVITADO GRACIAS A UN RASGO DE INGENIO DE NUESTRO MONO, QUE TUVO LA ÚLTIMA PALABRA.

_ ¡USTED GESTICULA, YO HABLO! – PORFIÓ EL PAPAGAYO POR MILÉSIMA VEZ.

_ ¡HABLAS, HABLAS! – IMPACIÉNTOSE EL MONO – ¿Y YO QUÉ HAGO, PEDAZO DE IMBÉCIL? HACE UNA HORA QUE ESTAMOS AQUÍ DISCUTIENDO ESTÚPIDAMENTE.

POR ESA VEZ, EL PAPAGAYO CERRÓ EL PICO.”

(FRAGMENTO DEL CUENTO LA FABULA “EL MONO Y EL PAPAGAYO” DE ALPHONSE ALLAIS, TRADUCCIÓN DE ALBANO RODRÍGUEZ, PERTENECIENTE A LA SELECCIÓN DE CUENTOS EDITADA POR LIBRERÍAS HACHETTE, ARGENTINA, 1978).

 

——&—–

 
Explore posts in the same categories: Uncategorized

Etiquetas:

You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

One Comment en “LA FÁBULA EL MONO Y EL PAPAGAYO DE ALFONSO ALLAIS.”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: