LA LEYENDA DE “EL HOLANDÉS ERRANTE”.

 EL HOLANDÉS ERRANTE

El Holandés Errante sería un barco fantasmal que navegaría por los mares del mundo, y en especial por los alrededores del Cabo de Buena Esperanza, donde se suelen producir sorpresivas tempestades fuertes con vientos de terror

Al parecer, el capitán del barco Holandés original – luego bautizado EL HOLANDÉS ERRANTE – además habría sido un marino temerario que estaba muy bebido.

Pese al peligro de naufragio durante una tormenta descomunal se negó a volver al puerto para buscar refugio. Y obligó a sus subordinados a ofrendar sus vidas a Neptuno.

En tanto fumaba una pipa en la cubierta del velero, se dice que este capitán haciendo abuso de fuertes risotadas y de ademanes grotescos desafió al Cielo y a la Naturaleza furiosa gritando que a su barco ni Dios podía hundirlo. Por supuesto, la situación se volvió Dantesca, y la embarcación se fue a pique.

No se conoce cuando comenzó esta leyenda. He relatado una versión de las tantas que existen sobre lo sucedido; pero se cuentan esas otras también, y sus diversas variantes.

Algunos piensan que la leyenda ya figura en las páginas de un diario Británico del año 1821. No obstante, más bien ese periódico se podría referir a la exhibición de una ópera que se estaba dando al público en un teatro de Londres de aquella época.

Otros manifiestan que la historia de EL HOLANDÉS ERRANTE ya era conocida en el siglo XVII.

Hay quiénes le ponen nombre verdadero al capitán que en vida se habría llamado Bernard Fokke. Éste habría sido un gran navegante que en circunstancias peligrosas y difíciles (que suele vivir la gente de mar), en algunas de esas travesías habría recibido “una ayuda especial”.

No de este mundo, y no del lado bueno, sino del otro. Del lado que dicen que se cobra los favores, las “gracias”, tiempo más tarde con desgracias.

¿Por qué en definitiva habría llegado a convertirse en EL HOLANDÉS ERRANTE?

Pues porque a pesar de ser un marino experto, Él y su barco desaparecieron en el mar.

Este misterio, bastante inexplicable dada la pericia del comandante, habría dado pie a que la imaginación supersticiosa construyera esta historia mítica de EL HOLANDÉS ERRANTE: Un barco fantasma que eternamente vagabundea solitario por los mares y que en ocasiones solamente pueden ver quiénes pueden llegar a ahogarse.

Sin embargo, la leyenda no se apoya únicamente en lo que pasó o pudo pasar con el barco real. Sino en los testimonios posteriores (antiguos, y modernos), de otros navegantes que han referido haber visto navegar a este navío fantasmal.

Por ejemplo, en este Jovialiste´s Blog, cuando me ocupé del viaje del Argentino NICOLÁS PAURA, narré que en inmediaciones del Cabo de Buena Esperanza en el momento de su propio naufragio PAURA no solamente vió al barco fantasma, sino que también a su extraño Piloto.

Pero…

Pero EL HOLANDÉS ERRANTE no es el único barco espectral. Habría otros.

Y no sólo en los mares, sino también en alguno/s de los grandes lagos.

—–&———–

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Etiquetas:

You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: