ANDANZAS MACABRAS.

chaplin_charles_04

Hay ANDANZAS MACABRAS, que sin ser necrofílicas, nos dejan atónitos.
¿Cómo es posible que alguien se robe un cadáver?
 
¿Y por si fuese poco, el de una persona que fue valiosa y que en vida y después, fue querido y/o admirado por casi todos?

A veces, la celebridad, la fortuna, ya sea propia o de su familia, juegan en contra de una acreditada personalidad pública.

Ésta puede haber tenido una vida notable. O por sus logros haber sido merecedora del respeto del resto de la sociedad y de la misma humanidad; pero…

Hay un pero, tal vez dos o más…

No todos respetan. No todos viven conforme a las leyes, a las reglas civilizadas, y a las normas religiosas y/o morales. Para algunos de nosotros, los valores no valen.

Es verdad que en toda sociedad hay seres humanos sanos de mente y de corazón, y otros insanos de uno o de ambos.

Es obvio que los delincuentes no acostumbran acatar las normas legales, y/o las de la convivencia social civilizada.

Estos seres, por lo común inadaptados, muchas veces incultos, carecen de respeto a vivos, y hasta a muertos.

Además valga la paradoja, no suelen creer sino en lo vulgar, y en lo perceptible por los sentidos comunes.

Por supuesto, que no en la existencia de un sexto sentido. Que se puede desarrollar.

Para ellos lo muertos, muertos están.

Antiguamente, en general, reinaba un respeto generalizado por Dios, por lo considerado sagrado, y por los difuntos.

Y a los muertos, de todos modos se los temía. Aunque hubiera excepciones, puestas de manifiesto por ejemplo cuando los estudiantes de medicina se apropiaban de un cadáver para practicar anatomía.

Pero quién más, quién menos, todos tenían conocimiento de alguna leyenda, o noticia sobre algún fenómeno paranormal.

Era común que la gente en voz baja hablara de un alma en pena, de un aparecido, de un fantasma, de un suceso inexplicable. De manera que con los muertos trataban de no meterse.

Otras veces, la fama mantiene vivo el afectuoso recuerdo hacia el o la que ya ha fallecido.

Por ejemplo, todos los 5 de agosto, fecha en que murió la célebre actriz Marilyn Monroe, alguien deja una hermosa rosa en su tumba. Se dice que es fulano de tal, mengano, o zutano; pero en verdad puede ser cualquiera de sus muchos admiradores.

En los cementerios, es dable ver el respeto de la mayoría de las personas por los que allí reposan.

También, Carlitos Chaplin fue popular en todo el mundo. Pues fue un hombre genial.

Falleció en su mansión de la localidad de Vevey sobre el lago de Ginebra, en Suiza, el 25 de diciembre de 1977, cuando tenía 88 años.

En la noche del miércoles 1 al jueves 2 de marzo de 1978 el ataúd con sus restos mortales fue robado del cementerio.

Acto seguido, los ladrones de esta tumba, exigieron para la devolución, un abultado rescate en dinero (U$S 600.000).

El 17 de marzo del mismo año la policía helvética atrapó a uno de los delincuentes cuando a la viuda de Chaplin llamó desde un teléfono público de la ciudad de Lausanne para conseguir el pago del rescate. Recuperó el cadáver, y los culpables fueron encarcelados.

Resultaron ser dos refugiados de países del este de Europa, uno un polaco, el otro un búlgaro.

Chaplin fue nuevamente sepultado, y descansa en paz.

CONTINÚA MAÑANA DOMINGO 14 DE JUNIO EN QUE SE PUBLICARÁ EL FINAL)

——&———–

 

 

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Etiquetas:

You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: