MAESTROS DEL HUMOR NEGRO.

“UN BUEN ENTIERRO NO SE IMPROVISA: ES PRECISO CONSAGRARLE LA VIDA ENTERA”.

GRAVE PENSAMIENTO DE AUGUSTE DETOEUF.

——-&———-

LEY DE LYNCH:

ESTA “LEY” NO FUE DICTADA POR UN CONGRESO EN EJERCICIO DE SUS ATRIBUCIONES.

LAMENTABLEMENTE,  SE REFIERE A LA JUSTICIA POPULAR, LLEVADA A CABO POR UNA TURBA  HASTA LAS ÚLTIMAS CONSECUENCIAS,  MEDIANTE EL LINCHAMIENTO.

CARLOS LYNCH (q.e.d), NACIDO EN 1736 Y OBITUADO EN 1796, ERA UN COLONO DE VIRGINIA, ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA, CUYA NECROLÓGICA DATA DE 1796,.

EN SU CASA (O MÁS PRECISAMENTE AGUANTADERO),  SUSTRAÍA DE LA ACCIÓN DE LA JUSTICIA LEGAL Y DEL VERDUGO,  A ALGUNOS CRIMINALES Y A OTROS MALVIVIENTES DE SU TIEMPO, QUE TERMINARON SUS MALOS DÍAS A MANOS DE JUSTICIEROS.

————&——————

“USTED SE MUERE Y NOSOTROS NOS OCUPAMOS DE LO DEMÁS”.

SLOGAM DE ALGUNOS EMPRESARIOS FUNERARIOS.

——&———-

“SE RUEGA A LOS LECTORES QUE NO DIRIJAN  MÁS CARTAS A LA SECCIÓN “La vida es bella, sin duda”; su autor ha muerto.”

En ICI PARÍS, 6 de septiembre de 1954.

———–&————

Por hoy, suficiente.  

En esta mañana gris, fría, tenebrosa, lluviosa, y algunas cosas más de Buenos Aires,  debo ir al cementerio para despedir a alguien querido que ha fallecido.

Y,   aunque no lo confiese,  para respirar el  bello aire embalsamado por las flores de las coronas de  los cortejos fúnebres.

A las 10 a.m. habrá un entierro de un buen amigo, un actor, un artista,  que nos brindará una función más, su última desaparición de los escenarios teatrales,  y de los de  la vida. 

El fallecido, a quien una vez despedido ya no contratarán más, en vida fue muy puntual, y espero que ahora muerto no haya cambiado,  y  que en una de esas,  llegue tarde, o peor, mucho peor, que  falte. 

Sería imperdonable.  ¡Con lo que a los deudos y a alguno de los amigos cuestan los entierros!

A los deudos, muchos pesos por un entierro de lujo, clase primera.  

A alguno de los amigos cumplir la pena capital, o en su defecto,  largos años de condena en libertad condicional.

Nos vemos mañana, pasadas las hermosas pompas de las  exequias, y el breve período de luto, demasiado corto por cierto.

Permítaseme una observación final:

¡Ay, qué malos  tiempos que vivimos, ya no se ven las corbatas negras, ni los brazaletes del mismo color!

_______&————–

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

Etiquetas:

You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: