HOY ES SÁBADO.

pastor3

_ HOY ES SÁBADO. DEBIÉRAMOS APROVECHAR,  E IR LOS DOS  A LA PELUQUERÍA.

_ ¡YO QUE SÉ!

_ CANSAMOS CON ÉSTO DEL PELO LARGO, Y ESTA MAÑANA HASTA ASUSTÉ AL VECINO. CUANDO FUE A RECOGER SU DIARIO DEL JARDÍN DE ENTRADA ME TOMÓ POR  EL YETI Y SALIÓ CORRIENDO.

_ ¡JAJÁ CONFUNDIR UN PERRO CON UN YETI! ¡POBRE TIPO TODAVÍA TENÍA SUEÑO! ¡O ANDA MAL DE LA VISTA!

_ ¡YO QUE SÉ! ¡NO LO VEO!

——–&————–

Explore posts in the same categories: Uncategorized

2 comentarios en “HOY ES SÁBADO.”


  1. La verdad, es que me parece muy pelotudo asustarse de los perros caseros; tan buenos ellos y tan educados (más que la mayoría de las personas por cierto….)¡¡¡
    Pero bueno, en estos tiempos donde la inteligencia va camino de convertirse en enfermedad social, lo más absurdo se convierte en habitual…
    Un saludo.

  2. Jovialiste Says:

    ¿Alguna vió al Yeti?….
    Bueno, es tu opinión, pero conocí niños y mujeres que se asustaban al ver un perro, aunque fuese un cuzquito. Suelen ser ladradores, cuando más chiquitos, ladran más. Claro, que se trataba en el caso de estos niños y de estas mujeres de comportamientos fóbicos.
    Cuando era niño y adolescente viví en la parte residencial de Belgrano R pues mis padres tenían un chalet grande con jardines, y en ese barrio, en otros tiempos, todas las casas poseían jardín al frente.
    Una noche, ya adolescente, caminaba yu por una de las calles de Belgrano R pegado a la línea de la edificación o más bien de la verja de los jardines. Y de improviso, casi me muerde en la cara – a través de los barrotes de la verja – un perro que por suerte me ladró en el oído, suena muy adentro, y el sonido hizo que yo muy rápido de reflejos apartara el rostro.
    Tal vez hoy tendría una sola oreja. Y estaba muy habituado a los perros, pues como lo cuento en un relato que está en http://jovialiste.com.ar “RECUERDOS DE UN CAMPO QUE HOY ES UNA CIUDAD” muchos fines de semana ibamos a una quinta que mi padre tenía y donde había una ovejera alemán, otro mezcla, y un cachorro no tan cachorro pero juguetón, y perros de los vecinos, jaurías, que cuando yo pasaba montando un caballo se abalanzaban saltando para morderme los pies calzados en las espuelas de la silla de montar, y eran perros caseros.
    Hace poco tuve perro, pero un caniche toy, una monada en inteligencia y en contacto social, en amistad, que vivió once años hasta envejecer, y al que recuedo con mucho cariño y al que recordé en un programa donde tenía una columna de radio cuando el tema creo recordar era La amistad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: